Dos visiones sobre el caso Linux Mint

Linux Mint 19.1 es la versión actual de LInux Mint

La semana pasada, en las noticias mensuales del proyecto Linux Mint, Clement Lefebvre hizo una serie de comentarios que provocaron alarma en la comunidad. Quiero compartir con ustedes dos visiones sobre el caso Linux Mint. Una es la de Jason Evanghelo de Forbes. La otra de Steven J. Vaughan-Nichols de ZDNet.

Jason tiene una visión optimista. Para Steven no se trata solo de Linux Mint, es el escritorio de Linux el que está en problemas. En mi opinión ambos están equivocados y ambos tienen razón. Pero empecemos por el principio, explicando que fue lo que dijo Clement Lefevre.

El post de Clement Lefebvre

En el habitual post donde cuenta la evolución del proyecto, Clement Lefebvre aprovechó para desahogarse:

Personalmente no he disfrutado de este ciclo de desarrollo hasta ahora. Dos de nuestros desarrolladores más talentosos han estado fuera. Aumentar el rendimiento en el gestor de ventanas de Muffin no ha sido, y sigue sin ser, sencillo.

La retroalimentación sobre el nuevo sitio web y el logotipo trajo una gran cantidad de incertidumbre. Seguiremos teniendo un gran lanzamiento al final y conseguiremos muchas mejoras (ya lo hicimos hasta cierto punto), pero necesitamos ser fuertes y mantenernos confiados y no es fácil cuando se invierte tanto tiempo en algo y luego un mes después no está listo, o causa otros problemas, o puede complacer a algunas personas pero no a otras.

Para que un equipo funcione, los desarrolladores deben sentirse como héroes. Quieren lo mismo que los usuarios, son usuarios, eran “sólo” usuarios para empezar. En algún momento deciden involucrarse y comienzan a invertir tiempo, esfuerzos y emociones para mejorar nuestro proyecto. Lo que más buscan es apoyo y felicidad. Necesitan retroalimentación e información para entender los errores o peticiones de funciones y cuando terminan de implementar algo, necesitan sentirse como héroes, literalmente lo hacen, esa es parte de la razón por la que están aquí realmente.

El rol de los usuarios y desarrolladores

A continuación, habló de los roles de usuarios y desarrolladores en el proyecto.
A veces sentimos una división entre “usuarios” y “desarrolladores”, como si fueran personas diferentes, como si los usuarios no fueran desarrolladores y los desarrolladores no fueran usuarios y eso es ridículo.

La noción de que un desarrollador empoderado no puede entender algo que está claro para todos los demás es algo que vemos en las calles, en la política. Es una noción populista en la que el empoderamiento es corrupto y la calle es la que mejor sabe. Así no es como funciona aquí, no hay diferencia entre un usuario y un desarrollador aparte de su nivel de inversión dentro del proyecto. Cualquiera puede y debe contribuir de la mejor manera posible a abordar los problemas de los que tiene conocimiento.

La retroalimentación es algo que debemos amar, no algo que debamos temer. Es lo que alimenta nuestro proyecto y nuestro desarrollo. Cuando los desarrolladores hacen las cosas bien, los cambios que confirman hacen que los usuarios estén aún más contentos. Cuando los usuarios hacen las cosas bien, la retroalimentación que dan hace que los desarrolladores estén aún más motivados.

Está todo bien

Sabiendo lo que este post iba a generar, intentó llevar tranquilidad a los usuarios

Somos muy cuidadosos de no frustrar a los usuarios con cambios de código (a veces necesarios). Es importante que nuestra comunidad no desmotive a aquellos que en su interior se convirtieron en los llamados desarrolladores.

Espero que no haya sonado como un discurso moralizante. Las cosas van muy bien. El post de Georges (N del A, un desarrollador de GNOME Calendar que contó su experiencia) sacó el tema y creo que es bueno para nosotros como comunidad tocar el tema también. También siento la necesidad de aclarar mi posición al respecto, ya que estoy involucrado en la moderación de este blog, a menudo busco comentarios de calidad, información detallada que pueda ayudarnos a mejorar y mantener la motivación y la diversión lo más alta posible para todos los involucrados.

La opinión optimista de Jason Evangelho

Jason, columnista de Forbes, PCWorld y Computer Shopper, considera que no hay motivo de alarma:

Hay un trasfondo de esperanza y confianza en la entrada del blog de Lefebvre, y creo que la decisión del equipo de introducir pruebas alpha (un repositorio ppa con software experimental) es un claro indicador de que está motivado para tener un producto aún mejor.

En cuanto al tono depresivo de algunos párrafos de Lefevre, Jason piensa que no es para tanto:

En un nivel más profundo, Lefebvre podría estar aludiendo a algo con lo que muchos creadores luchan, ya sea que su medio sea la música, la palabra escrita o el código: el síndrome del impostor. Es un fenómeno psicológico (nota: no una enfermedad o trastorno) experimentado por muchas personas exitosas. Internamente, a veces se sienten como fraudes, indignos de su éxito a pesar de la abrumadora evidencia de lo contrario.

Steven J. Vaughan-Nichols y el peligro para el escritorio de Linux

El columnista de ZDNet sobre temas de código abierto, no cree que sea el problema sea la distribución.

Soy un gran creyente en el escritorio Linux. Yo solía tener un sitio llamado Desktop Linux. Y creo que, como Microsoft sigue moviendo Windows a un modelo de Escritorio como un servicio, Linux será el último sistema operativo de escritorio de PC tradicional en pie. Pero eso no significa que esté ciego a sus problemas.

Steven cita un reportaje a Linus Torvalds en el que se queja de la fragmentación del escritorio Linux y pide tomar como modelo a Chromebook o Android que tienen una sola experiencia de escritorio para diferentes equipos.

A continuación, menciona algo que coincide con un artículo que yo escribí (Ustedes diSculpen, pero siempre da un poco de tranquilidad que un columnista prestigioso piense igual que uno)

Ninguno de los principales distribuidores de Linux; Canonical, Red Hat, SUSE, está realmente interesado en soportar el escritorio Linux. Todos los tienen, pero se centran en los servidores, los contenedores, la nube y la Internet de las cosas (IOT). Después de todo, ahí es donde está el dinero.

Es cierto que los trazos generales de los escritorios Linux son pintados principalmente por Canonical y Red Hat, pero el escritorio está lejos de ser su prioridad principal. En su lugar, gran parte de los elementos fundamentales de la generación actual de escritorios Linux son establecidos por las comunidades relacionadas con los proveedores: Red Hat, Fedora, openSUSE de SUSE y Ubuntu de Canonical.

La infelicidad de los desarrolladores

Un post de Georges Stavracas, dio origen a la polémica

Al contario de Jason, Steven no cree que las palabras de Clement puedan tomarse como algo positivo. El elige estos dos párrafos:

No siempre es fácil conseguir lo que queremos, a veces ni siquiera es fácil definir lo que queremos conseguir. Podemos tener dudas, podemos trabajar muy duro en algo por un tiempo y luego cuestionarlo tanto, que ni siquiera estamos seguros de que lo enviaremos. Podemos estar desmotivados, inseguros, deprimidos incluso por reacciones o interacciones negativas, y esto puede llevar a que los desarrolladores se alejen del proyecto, se tomen un descanso o incluso se vayan para siempre.

Se trata de Muffin [el gestor de ventanas predeterminado de Linux Mint] en este momento. Estamos tratando de hacerlo más suave, de hacer que las ventanas se sientan más ligeras… se produjeron cambios radicales y refactorización, está consumiendo mucho tiempo y estamos persiguiendo regresiones a la izquierda, a la derecha y al centro. Es un ejercicio muy duro, crea tensiones dentro del equipo, pero el potencial está ahí, si podemos hacer que nuestro gestor de ventanas sea más llamativo, vale la pena la molestia.

Otro desarrollador no demasiado feliz

Parece que no es Lefebvre el único disgustado con Muffin. El columnista de ZDNet también cita a Jason Hicks, otro desarrollador de Linux Mint:

También tengo una vida fuera del trabajo de código abierto. No es mentalmente sano poner las horas que he puesto en el compositor. Sólo pude hacer lo que pude porque estaba desempleado en enero. Ahora estoy trabajando en un trabajo a tiempo completo, y tratando de mantenerme al día con las correcciones de errores. He estado pasando cada noche y fin de semana, básicamente cada momento libre de mi tiempo libre tratando de arreglar las cosas.

También ha habido tensión porque estamos a uno o dos meses de una liberación. Hemos tenido un debate polémico sobre la latencia de entrada, los efectos de ciertos parches y las formas de medir todo esto. Otros miembros del equipo están pasando por sus propias circunstancias igualmente difíciles, y es una cantidad desafortunada de estrés que ocurra de una sola vez en los momentos equivocados. Somos humanos al final del día

¿Cómo interpreta Steven esto?

Ya he oído esto antes. Ha habido muchas distribuciones de escritorio Linux a lo largo de los años. Tienden a durar cinco o seis años y luego la vida real se interpone en el camino de lo que casi siempre es un esfuerzo voluntario. Los programadores se alejan, y la distribución entonces, con demasiada frecuencia, se niega a ser reemplazada por otra.

Mi opinión acerca de las dos visiones sobre el caso Linux Mint

En mi opinión, tanto Jason como Steven tienen razón y están equivocados.

Jason tiene razón en que no hay que dramatizar el post de Clement Lefebvre. Simplemente aprovechó un post que le pareció interesante para comentar como se sienten los desarrolladores de Linux Mint y cuanto necesitan la colaboración de los usuarios. Por su parte, Steven tiene razón en que a las empresas no les interesa el escritorio. Yo dije casi lo mismo hace unos días.

Por mi parte, creo que de lo que se trata es que ya no queda demasiado que hacer en el Escritorio. Para seguir interesado en unproyecto, una persona necesita estímulos económicos o desafíos. Es difícil conseguir estimulos económicos en proyectos comunitarios. En cuanto a desafíos, ya no quedan demasiados. Salvo introducir mejoras que el usuario no notará, o sacar una nueva versión de cosas que ya existen.

Linux Mint no está en peligro inmediato, pero sus participantes encontrarán nuevos horizontes en los que poner su pasión.

Let’s block ads! (Why?)

Fuente: Linux Adictos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s